sábado, 10 de noviembre de 2012

Pastel de calabaza o pumpkin cake (Cooking Challenge)

Que te den calabazas puede ser algo muy, muy malo en nuestro país. Si te dan calabazas prepárate para sufrir por amor porque entrenarás para un maratón de suspiros y se te quedarán los ojos chiquititos de tanto llorar porque colega, te han dejado plantado o plantada, no se me ofendan los del género. Eso sí, yo que tu, en vez de llorar por los rincones y morir de amor como Miguel Bosé me pondría un delantal y me metería en la cocina porque señores, las calabazas sirven para algo más que para hacer una cremita o añadirlas en el puré del niño... Qué si, lo que pasa es que en España y sobre todo en mi tierra no se les ha sacado tradicionalmente mucho partido. 



Una simple receta me ha demostrado que ese centenar de calabazas que este año por un excesivo error ha producido el huerto familiar van a ser más bienvenidas que nunca... ya suspiro por los pasteles de queso y calabaza que voy a preparar... hay infinidad de recetas, sobre todo americanas, por la red que solo con imaginarlas ponen los pelos de punta... así que hay que empezar a sacar partido a mis calabazas, que para algo me las han dado. 


Y este descubrimiento, esta tarta ha pasado a ser una de las favoritas de mi casa, ha sido gracias al reto Cooking Challenge de este mes... No sabes Nuria como te agradezco la elección.... en una semana he hecho esta tarta dos veces, así que con eso lo digo todo. Aquí os dejo con las recetas de mis compañeras... no os perdáis lo que han preparado en sus blogs CocinArte, Pikerita, Los Cerezos en Flor, La Quinta de Lúculus, Dit y Fet, Cuina per a Llaminers y El Olor del Café






  • Preparación: 

  • Ingredientes del pastel:

  • 280gr. de azúcar glass
  • Ralladura de una naranja
  • 400gr. de calabaza en trozos
  • 4 huevos
  • 240gr. de aceite de girasol
  • 250gr. de harina
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • Una pizca de sal





  • Ingredientes frosting de queso

  • 100gr de azúcar blanquilla
  • 250gr de queso de untar
  • 250 gr de nata para montar




 



  • La receta está hecha en la Thermomix, siguiendo las instrucciones de Velocidad Cuchara, aunque se puede preparar perfectamente sin ella... tan solo tienes que mezclar el azúcar glass con la ralladura de naranja, algo que hace la máquina.

  • Lo primero que hacemos es precalentar el horno a 180º. Mezclamos el azúcar glas con la ralladura de naranja. Si tienes Thermomix pones el azúcar y la piel de la naranja en el vaso y trituras 20 seg. velocidad 10. La reservas. 

  • En el vaso vacío pon la calabaza en crudo y trocea 5 segundos velocidad 5. Si no tienes Thermomix ralla los 400 gr. de calabaza. Añade los huevos, el azúcar glass con la ralladura y el aceite. Mezclalo bien. (30 segundos en velocidad 5)  

  • Añade la harina, el bicarbonato, la levadura, las especias y la sal. Mézclalo (3 segundos velocidad 6) y pásalo al molde untado con mantequilla y espolvoreado con harina. 

  • Con estas cantidades a mi me ha salido un pastel de 22 cm y cuatro tartaletas individuales. 

  • Necesita unos 35 o 40 minutos de horno (el molde grande, los pequeños menos). Dejamos enfriar. 

  • Mientras preparamos el frosting y para hacerlo mezclamos el azúcar glass con el queso hasta que quede cremoso y le incorporamos la nata ya montada con movimientos envolventes. 

  • Una vez bien fría la tarta le ponemos el frosting por arriba y decoramos, en este caso con unas calabazas hechas de fondant. 





16 comentarios:

Tinta Cirera dijo...

Me encanta. Me gustaria suscribirme por correo a tus entradas, puede ser?
Besos

Núria dijo...

Rosa que rica, para mi mejor sin frosting que la nata no se me pone muy bien....el color del corte es precioso....beeesoos

Mercè dijo...

Rosa, yo también la prefiero sin frosting. ;) Pero el bizcocho tiene una pinta... qué buena! Probaré tu versión pronto que yo soy hija de otoño y me encantan sus frutos. ;)
Besos guapa!

La Quinta de Luculus dijo...

Guapetona!!!

Quien te va a dar a tí calabazas? Y siempre piensas en positivo y con buen ánimo si te dan calabazas para parar un tren, vas y ale! ricos pasteles que además has decorado con muy buen gusto...

He babeado como una desgraciada pensando en la suerte de tener el ingrediente de primera mano... Ya mataría yo por unas calazas así y poder hacer confitura... Pero me conformo admirando tu pastel...

Millones de besitos!

Quo dijo...

Tinta Cirera... hola... por supuesto que te puedes suscribir. En la parte de abajo del blog hay un espacio que pone sígueme en tu mail... pon ahí tu dirección y te llegarán mis entradas! un beso

Nuria, pues una ración sin frosting... te aseguro que este bizcocho queda tan humedo y tan compacto que no necesitaría nada mas... ha sido toda una sorpresa y con la calabaza en crudo. La verdad es que está buenísimo con frosting o sin el. Un besote

Mercé... pues también para tí sin. Desde luego que el bizcocho es ideal para los amantes de los sabores del otoño. Calabaza, canela, nuez moscada.... no necesita de más. Besos guapa!

Maragda, pero claro. Si te dan calabazas haces una tarta, que otra cosa vas a hacer? Aunque a veces nos ahogamos en esta vida siempre hay que respirar y dar un paso más. No queda otra. Si encima se hace con una sonrisa, pues más facil para todos. Un besazo enorme y ay de ti si te tengo cerquita... te iba a dar muchass calabazas, pues anda que por eso será ;)

maria --decorecetas-- dijo...

que bonitosssssss

Mila dijo...

Que buena pinta tiene. Besos.

http://lacocinadelagatacuriosa.blogspot.com.es/

Núria dijo...

Vaya cosa rica y bonita de presentación que te ha quedado!No sabes lo que me alegro de haberlo propuesto, por mi ..que me ha encantado y por lo haberla descubierto para vosotros!!!

Besos para todos mi niña!!

Hoy si me deja comentarte

Núria

Pilar dijo...

tienes toda la razón, por aquí nunca se ha usado demasiado, aunque te aseguro que yo estoy rompiendo con esa tradición. Aunque claro,, ese pastel supera con creces al puré del niño, menuda delicia.
Besos

Cabriola dijo...

siempre me llamó mucho la anteción los dibujos del principio y del final de los tebeos de zipi y zape en los que salin abrazados a una calabaza llorando con sus supensos jajaja... error de planificación? que vaaa...eso es una bendición!!! me vuelve loca la calabaza. Me encanta hacerla asada al horno para acompañar, o al ajillo en la sartén.
Hay que aprovechar que estamos en plena temporada, que es muy sana.
me gusta especialmente tu tarta, me animaré a hacerla, que yo tmabién tengo bastante en esta época del año jaja

besoteeeeeees

Lourdes Santos dijo...

¡¡Cómo te has currado la decoración!!.. A mí el frosting me parece que le puede ir muy bien.
Besotes.

Elvira dijo...

Pues a mi que me den muuuchas calabazas porque me hacen felíz de por vida...la de bizcochos como el tuyo me voy a marcar!! Me gusta más tu versión que la mía, en plan bizcocho seguro que en mi casa no me pondrían tantas excusas . Un besazo

Espe Saavedra dijo...

pero que rica.esa calabacita q mona

Ly dijo...

Que bonita te quedó con las calabacitas (sabes? yo compré fondant para hacerlas pero al final me dejé ir, que pena, viendo tu resultado).
A mi también me encantó, seguro que repetiré también.
bsssss

mese dijo...

Espero que todo marche bien. Un pastel muy bueno y apropiado para el otoño. Bss

Cuky´s Cookies dijo...

El pastel de calabaza es uno de mis preferidos =)
Acabo de conocer tu cocina y, con tu permiso, me quedo en ella.
Un besote!

* Sígueme en tu mail *