miércoles, 5 de octubre de 2016

'Jacked potatoes' de carrilleras y pimientos asados (Cooking Challenge)

"Vive peligrosamente, gozosamente. Vive sin temor, sin culpa. Vive sin miedo del infierno ni codicia por el cielo. Simplemente, vive". (Osho)


Cuánto cuesta a veces abrir puertas y ventanas y retomar. Y en eso andamos, retomando la vida bloguera, retomando la costumbre de sacar la cámara y hacer fotos, dejar el relajo del verano y el 'ya la haré en otra ocasión'. Siete años de vida bloguera dan para subidas, bajadas, momentos de parón y de reseteo y creo que a todos los que escribimos bitácoras, o al menos lo intentamos nos ocurre en algún momento. Idas y venidas como en la vida, esa que hay que vivir sin miedos, toque lo que toque.




Y lo que toca es receta. Llego tarde, últimamente soy muy impuntual, vivo, como puedo y como da de sí el tiempo. Así que con prisa  os dejo con esta receta que preparamos gracias a Elvira y que tiene muchas variantes. No es la receta original, la he tuneado al estilo made in mi casa, es decir, aprovechando lo que había en la nevera para dar a estas "Jacket potatoes" un aire más spanish. Carrilleras en salsa, pimientos asados y unas buenas patatas nuevas y mira tú que placer....




No os perdáis las recetas de mis compañeras: Pikerita, Los Cerezos en Flor, El Olor del Café, Dit i fet y CocinArte.



















  • Ingredientes.
  • Patatas medianas, redonditas
  • Carrilleras al oporto con salsa de higos (receta aquí... espectaculares quedan)
  • Pimientos asados (yo caseros, que el huerto está en plena producción)
  • sal
  • Aceite de oliva
  • Queso







  • Preparación.
  • Lavamos bien las patatas, las pinchamos con un tenedor o cuchillo y las envolvemos en papel albal. Las asamos en la parte baja del horno, moviéndolas de vez en cuando durante al menos una hora si son medianas, si son más grandes, hay que aumentar el tiempo. Asamos los pimientos a la vez que las patatas.
  • Yo tenía hechas las carrilleras y se me ocurrió rellenarlas con ellas cuando busqué opciones. Es una recetá que sale buenísima, con una salsa sabrosa. Así que solo tuve que desmigarlas.
  • Sacamos las patatas del albal, las abrimos al medio o en forma de cruz, salpimentamos, echamos un chorrito pequeño de aceite de oliva y rellenamos con las carrilleras, los pimientos y un poco de queso. Metemos a gratinar y listas para servir.

* Sígueme en tu mail *