lunes, 21 de noviembre de 2016

Croquetas de farinato (Cooking Challenge)

Y llegó Ly y propuso croquetas. Ese plato humilde, sencillo y que tan difícil es hacer con maestría. Croquetas hay muchas, buenas ya no tantas. Reciben también ese nombre los ladrillos de bechamel que sirven igual para calzar una mesa que como arma arrojadiza o las ultracongeladas que siempre tienen un regusto raro, a plástico o yo que sé por muy caseras que te las vendan. Y es que ahí está la dificultad de este plato, que parezcan caseras porque cuando no lo son normalmente son incomibles.



Plato de aprovechamiento por excelencia en la cocina, esta vez os las traigo con lo más salmantino que hay en la cocina, el farinato. El truco al hacerlas de farinato es no pasarse, que queden suaves y saber compensar el espesor de la bechamel con el exceso de grasa que aporta este embutido para que no queden tan tan blandas que no haya forma de manejarlas. Siempre hago la bechamel a ojo, incluso en la Thermomix, pero esta vez he pesado los ingredientes ya que la bechamel tiene que ser espesa antes de añadirle el farinato ya que este la dejará en su punto.

Si conseguís farinato, probadlas... es una estupenda manera de disfrutar del sabor más genuino de Salamanca... nunca habréis probado algo igual.  Os dejo las recetas de mis compis:  Pikerita, El Olor del Café, Dit i Fet, Los Cerezos en Flor y CocinArte.





  • Ingredientes: 
  • 200 gr. de harina 
  • 100 gr. de mantequilla 
  • 50 gr. de aceite de oliva
  • 700 gr. de leche entera
  • Pimienta blanca
  • Nuez Moscada
  • Sal
  • 100 gr. de farinato troceado
  • 3 huevos 
  • Pan rallado







  • Preparación: 
  • Ponemos el aceite y la mantequilla al fuego para que se derrita y coja calor (en la thermomix 3 minutos, temperatura varoma vel. 4) Añadimos la harina y rehogamos bien hasta que se dore (en la thermomix 4 minutos 100º velocidad 2). Si hacemos la bechamel a mano es el momento de ir añadiendo la leche poco a poco. Toca remover y no añadir más leche hasta que no haya absorbido la masa la anterior. Así, hasta que quede una bechamel espesa que estará lista cuando vemos que burbujea. Se añade la sal, la nuez moscada y la pimienta y se deja enfríar un poco. 

  • Si haces la bechamel en la Thermomix, en este punto se añade toda la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal y se programa 10 segundos a velocidad 6. Después son 7 minutos, temperatura varoma velocidad 4. Dejamos enfríar un poco.

  • En este punto añadimos el farinato troceado y mezclamos bien. Pasamos la masa a una manga pastelera todavía caliente y dejamos enfríar primero y reposar después, al menos varias horas. 

  • Una vez lista la masa, hacemos las bolas y las pasamos por pan rallado muy fino, huevo batido y de nuevo pan rallado y ya están listas para freír en aceite muy caliente. 






4 comentarios:

mar dijo...

te doy toda la razón, en que hay gente que hace unos ladrillo de muerte jajajaajjaa, la croqueta tiene que ser súper cremosa mmm. El otro día chicote fue a un bar y tiraba una croqueta insistentemente contra la mesa y siempre rebotada yo me partia...las tuyas tienen una pinta de diez, buenísimas, y fijate que aunque he estado en Salamanca no conocía el farinato. Un beso

Lourdes Santos dijo...

¡De farinato! Tienen que estar riquísimas!!!!
Bssss

Ly dijo...

Rosa!! de farinato? uhmmmm anda que no deben estar buenas ni ná!
Te han quedado perfectas, tan suaves ellas, me encanta esa textura, que a veces pides por ahí croquetas y te dan piedras :)
Gracias por participar guapetona, se que era un reto un poco coñazo, y muy entretenido.
Muaackkk

María José A.G. dijo...

No se que es el farinato, lo he buscado jaajajajaj y es parecido al chorizo.
pues si es así tienen que estar de vicio que buenas¡¡¡¡¡
besos

* Sígueme en tu mail *