Mostrando entradas con la etiqueta postres. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta postres. Mostrar todas las entradas
viernes, 31 de enero de 2014

Tarta Tatín de pera

Esto de hablar de cocina es lo que tiene, que una se anima y de repente se ve delante del ordenador recordando una receta que llevaba demasiado tiempo esperando para ser publicada. Si una tiene amigas cocineras y un blog es inevitable que el tema de la comida no salga. Es imposible. Y hoy que estoy de día libre, por decir que no he ido al trabajo vamos, pero día libre al fin y al cabo, una conversación maravillosa y larga, muy larga con una amiga en la distancia me ha hecho ponerme aquí delante y rescatar esta tarta. Así que va por ella. 

Tarta tatín de peras, esa es la receta que traigo hoy. Una tarta no muy estética pero os garantizo que buenísima a la vez que fácil. Si pienso en tatín pienso en manzana, pero como cuando preparé esta tarta tenía un montón de peras del árbol de la abuela, pues nada, busqué como darles salida y salió esta maravilla que gustó mucho a todo el mundo. Y como las peras están muy a mano siempre, ale, ya tenéis deberes para este fin de semana... ¡a encender el horno!




  • Ingredientes: 
  • 1 kg. de peras 
  • 100 gr. de azúcar 
  • 50 g. de mantequillla
  • canela
  • Hojaldre







  • Preparación: 

  • Esta receta la encontré en el blog Comer guapamente y me llamó mucho la atención que Carmen hace el caramelo y dora las peras directamente en el molde y las mete sin el hojaldre en el horno al principio. Yo lo hice en una cazuela porque así retiro el líquido sobrante sin problemas, pero que sepáis que se puede hacer perfectamente así. 

  • Pelamos y partimos las peras en trozos y reservamos. Ponemos en una cazuela al fuego el azúcar y la mantequilla hasta que se haga un caramelo doradito, con cuidado de que no se queme. Ponemos en la cazuela las peras con el caramelo y le añadimos canela al gusto... (se pueden poner las especias que más os gusten como haba tonka, cardamomo, vainilla en polvo...) y volvemos a poner la cazuela al fuego para que las peras se hagan. Yo las tuve hasta que vi que la fruta estaba doradita. 

  • Se ponen las peras en un molde redondo bien colocadas y apretadas. Encima se cubren con la lámina de hojaldre que habremos cortado del tamaño del molde. Yo los recortes los pongo entre las peras y el hojaldre, pero no es necesario, va en gustos. Cerramos bien los bordes del hojaldre, metiéndolos entre el molde y las peras y lo llevamos al horno a 180º unos 20 minutos, hasta que veamos que el hojaldre está dorado. 
  • Dejamos enfriar un poco, pero tenéis que tener en cuenta que hay que desmoldarla templada, antes de que el caramelo se solifique o bien antes de desmoldarla darle un golpe de horno para que no se rompa y a disfrutar. 



lunes, 20 de enero de 2014

Milhojas de crema y nata / Milhojas de café y nata (Cooking Challenge)

He perdido la cuenta... antes recordaba cada número pero ya no sé en qué lugar va esta receta. Hemos cocinado tanto juntas, nos hemos reído tanto, hemos compartido tanto que ya la mayoría de las veces la receta es una excusa para seguir ahí. Se ha convertido en secundario. Y eso es algo maravilloso, porque aunque la vida a veces nos disipa, nos aleja, nos enmudece, siempre hay una receta que hace su trabajo y hace que nos volvamos a encontrar. Lo digo siempre, es un lujazo tener amigas como ellas, el alma de este grupo llamado Cooking Challenge, y poder compartir con ellas tantísimas cosas. 





Esta vez, la receta que nos une ha sido elección de Ly: Milhojas. Tras dos experimentos fallidos con recetas saladas... vamos, tanto como fallidos no, pero no con los resultados esperados, me queda la versión más clásica, que nunca había preparado. El mayor reto, hacer que el hojaldre suba mucho, hasta una altura en la que de vergüenza comer esto en público.





Seguro que mis cookings han traído miles de propuestas deliciosas: El olor del Café, Dit i fet, Cuina per a llaminers, Los cerezos en Flor, Pikerita y CocinArte.








  • Ingredientes: 
  • Hojaldre
  • Crema pastelera
  • Nata para montar
  • azúcar glass
  • Pasta de café (Home Chef)







  • Preparación:
  • Lo primero que hacemos la crema pastelera, para que esté bien fría. Si tengo prisa hago la receta de la Thermomix, pero me gusta mucho mas esta receta, hecha al modo tradicional. La preparamos, separamos una parte, como la mitad y a esta mitad le añadimos una cucharada de pasta de café. Probamos hasta que tengamos el sabor más intenso o más suave que más nos guste. Dejamos enfríar en dos mangas pasteleras. 

  • Ahora vamos a por el hojaldre. Para que quede bien alto yo he doblado varias capas, uniéndolas con un poco de agua y ha subido mucho, pero mucho mucho. Cortamos del tamaño que nos guste y la horno. Para que el hojaldre suba bien, primero hay que ponerlo diez minutos solo con calor abajo y luego el resto de la cocción con calor arriba y abajo, unos 180º.

  • Solo queda ir abriendo el hojaldre en tantas capas como queramos poner. Yo he hecho unos de crema pastelera y nata y otros de crema de café y nata. Espolvoreamos con azúcar glas y listo.







lunes, 16 de diciembre de 2013

Pataniscas de Bacalhau, Bolo de arroz y Queijadas de Sintra- Cocina Portuguesa (Cooking Challenge)

'Vértigo que el mundo pare, qué corto se me hace el viaje' (Ismael Serrano).

El tiempo corre, se evapora y huye de nosotros a una velocidad de vértigo de la que apenas somos conscientes. Solo al mirar atrás levemente lo percibimos. Por eso no hay que conformarse, no hay que rendirse, no hay que agachar la cabeza y dejar pasar el tiempo. Hay que vivir lo más intensamente que cada uno pueda, pelear y ser conscientes de que cada minuto cuenta y cada persona también.

'Seremos otros, seremos más viejos, y cuando por fin me observe en tu espejo, espero al menos que me reconozca, me recuerde al que soy ahora'. Yo desde luego, quiero reconocerme cada día.



De momento hoy me reconozco mucho en esta entrada. Me apasiona Portugal, me encantan sus ciudades, su gente y su gastronomía y tengo la suerte de tenerlo al lado, así que este mes esta es mi elección en el Cooking Challenge: Cocina Portuguesa. No es la primera vez que en mi cocina se come a lo portugués, de hecho tengo recetas que son fijas en mi casa como el Bacalhau a Bras o los Pasteis de Belem, aunque también hay otras con su producto estrella como la Terrina de bacalao o el Souffle de bacalao que también han sido retos del Cooking Challenge.

Por eso esta vez busqué otro tipo de recetas, aunque de nuevo, la lista ha sido demasiado larga. Al final he optado por el Bolo de Arroz, todo un clásico, las Queijadas de Sintra, tan típicas de esa maravillosa ciudad como los Pasteis de Belém de Lisboa y, para darle vidilla al bacalao, unas pataniscas de bacalao, que son una especie de buñuelos pero con una masa más densa.




No os perdáis las recetas de mis compis, seguro que os sorprenden: El olor del Café, los Cerezos en Flor, Cuina per a Llaminers, Pikerita, CocinArte y Dit y fet.




Pataniscas de Bacalhau


  • Ingredientes:
  • 250 gr. de bacalao desalado o fresco
  • 100 gr. de harina
  • 1 huevo
  • 1 cebolla pequeña
  • zumo de 1 limón
  • leche
  • perejil
  • aceite para freir
  • sal y pimienta





  • Preparación:
  • Quitamos la piel y las espinas de bacalao, lo troceamos, rociamos con el zumo de limón y lo cubrimos con la leche en un bol. Dejamos marinar dos horas como mínimo. 

  • Preparamos la masa con el huevo, la harina, la sal y la pimienta. Queda muy espesa, pero se aligera al añadir el bacalao. Le añadimos el perejil y la cebolla picada muy fina. Escurrimos el bacalao y lo mezclamos con la pasta. Lo mezclamos bien y si vemos que queda excesivamente espeso le podemos añadir un poquito de agua, incluso puede ser con gas, pero muy poca, tiene que quedar espesa. 

  • Calentamos una sartén con abundante aceite y freímos la mezcla a cucharadas. 




Fuente: ¡Bacalao! Giovanni de Biasio


Bolos de Arroz 

De todas las recetas que he encontrado de este bizcocho la que más me ha gustado es la de Patricia, de Dime que es Viernes. Además ella tiene un descargable para ponerle la etiqueta típica que llevan. Yo he usado su diseño, pero poniendo el nombre de mi blog. Gracias Patri!.



  • Ingredientes:
  • 125 gr. de harina de arroz
  • 50 gr. de harina
  • 150 grl de azúcar
  • 50 gr. de mantequilla en pomada
  • 2 huevos
  • 100 ml. de leche
  • 1 cucharadita de levadura
  • Ralladura de 1 limón
  • una pizca de sal
  • una pizca de bicarbonato
  • azúcar glass para decorar








  • Preparación:
  • Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integre bien y añadimos los huevos uno a uno. Seguimos batiendo y añadimos la ralladura y la leche a la masa. 

  • Por último incorporamos las harinas, la sal, la levadura, el bicarbonato y amasamos levemente hasta que se integren todos los ingredientes. 

  • Ponemos en los moldes, que han de ser altos. Yo los hice siguiendo las indicaciones de La Cocina de Ile y quedan muy bien... (y valen también para pannetones :)) y los horneamos a 180º unos 40 minutos. A mi me salieron cinco no excesivamente altos. 




Queijadas de Sintra 


Uno no puede visitar Sintra y no probar una de estas. Son típicas y se venden en tubos unas sobre otras, aunque claro, las compradas son muchísimo más perfectas y regulares que las mías, que la masa quedó un poco difícil de manejar y quedó un poco gordita, pero aún así salieron buenísimas.





  • Ingredientes para la masa:
  • 1 huevo
  • 120 gr. de agua
  • 1/2 cucharada de café de sal
  • 250 gr. de harina (yo tuve que ponerle un poco más)
  • 75 gr. de mantequilla 





  • Ingredientes para el relleno:
  • 8 yemas
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 25 gr. de harina
  • 200 gr. de azúcar
  • 80 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de queso de untar (vale fresco)
  • 2 cucharadas de canela







  • Preparación:
  • Para hacer la masa incorporamos todos los ingredientes y amasamos. Yo en la thermomix lo puse unos 20 segundos a velocidad 6. Forramos los moldes con discos de masa. Como no tenía bastantes de metal, utilice unos moldes bajos de magdalenas. Salpicamos con un poco de agua y reservamos.

  • Para hacer el relleno incorporamos todos los ingredientes a la Thermomix, programamos 4 minutos 100º velocidad 4 y rellenamos los moldes. Si lo hacemos a mano hay que mover todo el rato la masa y cuando hierva dejamos que espese un poco y la retiramos del fuego. 

  • Horneamos 25 minutos a 180º.


Fuente: www.recetario.es

martes, 12 de noviembre de 2013

Natillas de toffee con Mikados

Hoy estoy muy, muy contenta. Es un día de resaca porque ayer viví muchas cosas emocionantes, con los nervios a flor de piel y con la mejor compañía del mundo. Anoche, este blog estuvo nominado con Dime que es Viernes y Mucha vida a los Premios Hostelería Salamanca. Todo un honor y aunque no ganamos, el premio fue para Patricia de Dime que es Viernes, fue ya un premio estar ahí, acompañados de los mejores contrincantes del mundo y de la familia y amigos, que o al lado o a través de las redes estuvieron ahí, bien cerquita. 
La gala fue genial, las risas de nuestra mesa también y en definitiva fue todo un honor, así que gracias a Eva, de Hostelería Salamanca por montar ese lío maravilloso y hacernos partícipes de él. 


Y para celebrarlo... bueno o para acompañar mejor porque esta receta llevaba esperando su momento varios días, os traigo estas Natillas de toffee acompañadas de los nuevos Mikados Double Choc que están buenísimos, tanto que tuve que esconder unos pocos para poder incorporarlos a la receta porque fue abrirlos y empezar a desaparecer a la velocidad de la luz. Las natillas son muy sencillas y están bien ricas, así que no hay escusa y los Mikados me los enviaron con la Degustabox de este mes. ¿Qué no sabéis lo que es eso? pues una caja llena de sorpresas estupendas que te llega cada mes a casa. Uno se suscribe y ale, fiesta cuando llega la cajita. ¿Os interesa? pues tenéis aquí más información y si queréis aprovechar un descuentín en la suscripción podéis hacerlo a través de este link:  http://bit.ly/blogger999.




La caja tiene bastantes productos de primeras marcas. Nos han encantado las galletas Belvita, los fuets de Campofrío volaron y las patatas de Vicente Vidal son ricas, ricas, pero como buena cocinillas yo eché de menos productos para cocinar, que no estuvieran ya terminados, aunque me consta que eso no es así siempre, cada mes cambian.






  • Ingredientes: 

  • 4 huevos
  • 250 gr. de nata líquida
  • 350 gr. de leche o leche evaporada
  • 130 gr. de azúcar moreno
  • Un poco de vainilla líquida o en polvo
  • 2 cucharadas de Maicena
  • Para decorar nata montada, cacao en polvo y Mikados







  • Preparación: 

  • Se baten bien los huevos con la nata y la leche. Si lo hacemos con la Thermomix lo batimos unos segundos a velocidad 7. Seguimos con la receta y ponemos la mariposa en las cuchillas, añadimos el resto de los ingredientes de la receta y programamos 7 minutos, 100º, velocidad 4. 

  • Si lo hacemos a mano, añadimos el resto de los ingredientes con el cuidado de haber diluido un poco la maicena en un poco de leche. Lo ponemos al fuego hasta que vaya espesando sin dejar de mover. Cuando vemos que está un poco espeso retiramos y ponemos en los vasos o cuencos. 

  • Al momento de servir añadimos la nata montada, un poco de cacao y los mikados. 

viernes, 18 de octubre de 2013

Cake pops (Cooking challenge)

Provocación o citación al duelo o desafío; objetivo o empeño difícil de llevar a cabo, y que constituye por ello un estímulo y un desafío para quien lo afronta. Eso es un reto según la RAE, y esto señores ha sido todo un reto. Ha sido María José de Dit y Fet la que nos provocó mandándonos hacer cake pops para este mes en el Cooking Challenge y a pesar de ser la segunda vez que los hacía, ha sido toda una odisea. 



No os confiéis, ahí donde los veis, tan monos ellos, se suicidan. Si, literalmente, se lanzan al vacío desde su palito de colores cuando una menos se lo espera. La encimera de mi cocina terminó pareciendo una película gore en versión chocolate y yo de los nervios porque veía que cada vez quedaba más lejos eso de hacer muñequitos, flores y mariposas de colores, blablablá, blablablá.

Se suicidan. Y eso solo lo consiguen los que sobreviven al baño de chocolate sin romperse y los que no están torcidos porque el palito se desvió a saludar al vecino. Superadas esas fases hay que lograr un baño de chocolate uniforme, una decoración bonita y que después sigan en pie. Porque a pesar de tener un soporte de cake pops que estrené para la ocasión, son cabezones y la gravedad hace su función. Así que al final, castigados boca abajo. Y os confieso una conclusión a la que he llegado...Bakerella, la reina e inventora de estos pequeños bizcochos diabólicos seguro que los hace de plastilina... siiii plastilina... esos acabados y esos modelados con chocolate pringoso y que se escurre son mentira, no son reales, es IMPOSIBLE!


Eso sí, tengo que decir que este reto ha sido uno de los más divertidos de todos. Compartir en grupo penas, risas, tacos y alegrías por culpa de estos puñeteros pastelitos ha sido lo mejor. Así que, por favor, no os perdáis los cake pops de mis compañeras, en especial los de María José, que al ser anfitriona ha sufrido doble, por los suyos y por habernos obligado a terminar hasta las cejas de chocolate a las demás ;)






Sus entradas están aquí: Dit y Fet, Los cerezos en flor, Pikerita, CocinArte, La Quinta de Lúculus, El Olor del café y Cuina per a llaminers.






  • Ingredientes: 

  • Un bizcocho de chocolate (receta aquí, este es mi favorito)
  • Una cucharada de Nutella
  • Una cucharada de queso Philadelphia
  • Chocolate de cobertura blanco y negro
  • Sprinkles, fideos de colores, lacasitos, etc. para decorar








  • Preparación: 

  • Trituramos el bizcocho hasta que quede migas y las mezclamos con la Nutella y el queso Philadelphia. Es mejor ir probando poco a poco las cantidades hasta que veamos que hace una masa que se puede manejar con las manos. 

  • Hacemos las bolas o la figura que vayamos a bañar. En mi caso he hecho bolas de unos 40 gr. para las redondas y la forma rectangular para los semáforos. La próxima vez las haré más pequeñas porque eran un poco cabezones y se caían del peso. 

  • Derretimos un poco de chocolate. Yo lo hago unos segundos en el microondas, con mucho cuidado que el chocolate se quema con mucha facilidad y vamos mojando los palitos en el chocolate e insertándolos en la bola o el rectángulo del semáforo. 

  • Lo llevamos a la nevera mínimo una hora para que enfríe, si es más tiempo, mejor. 

  • Una vez que las bolas están compactas y el chocolate bien pegado al palo, vamos a darles el baño de chocolate. Como os he dicho yo derrito el chocolate de cobertura en el microondas con cuidado y con intervalos breves de tiempo para que no se queme. Ponemos 20 segundos y removemos y así hasta que veamos que está derretido del todo. Lo mejor es hacerlo en una taza o un recipiente un poco alto para bañar mejor las bolas. 

  • Ahora viene lo complicado, bañar las bolas, que queden bonitas, que no chorree el chocolate y que no se suiciden. Si, llegados a este punto algunos pops se tiran al vacío como si no hubiera mañana descolgándose de los palitos, así que paciencia y trabajar el baño con cuidadito. 

  • Una vez bañados toca decorar con los sprinkles. En mi caso he utilizado azucar plateada que me regaló una amiga loca y genial que tengo, sprinkles de colores y para los semáforos tres lacasitos. 

  • Se colocan con cuidado en una base de cake pops o en un poliespan para que se seque la cobertura y listos para disfrutar. 


jueves, 12 de septiembre de 2013

Chocolate blanco caliente a la vainilla y Profiteroles de crema con salsa de chocolate (Cooking Challenge)

Cuando te proponen algo que te apasiona pueden pasar dos cosas, que te vuelvas loca en ese mismo instante con una receta que te encanta o que empieces a pensar en mil cosas y no te decidas por ninguna. Chocolate. Casi nada...La elección la ha hecho Lourdes, de La Cocina de Pikerita y con semejante tema se abre la posibilidad a todo un mundo, con un recetario espectacular y más para una adicta al chocolate con muchas recetas en el fondo del armario esperando para ir al horno. Y como siempre me pasa, al final me pilla el toro y una no puede poner en escena todo lo pensado. Pero tranquilos, que la lista de recetas está a buen recaudo e irán saliendo. 



De momento os dejo con un anticipo que sirve para el reto de este mes, elegido por Lourdes y con tema "Chocolate". Al final, he preparado un chocolate blanco caliente a la vainilla del libro de Peggy Porschen 'Boutique de Pastelería' que me tiene babeando todo el día y unos profiteroles de crema con salsa de chocolate. Deseando estoy de ver lo que han preparado mis compis. 


No os las perdáis: La cocina de Pikerita, Dit y Fet, Cuina per a Llaminers que cumple cinco añitos ya (felicidades!), CocinArte, El Olor del Café, La Quinta de Lúculus y Los Cerezos en Flor



Chocolate blanco caliente a la vainilla

Ha sido toda una sorpresa... para los amantes del chocolate blanco ideal, con el toque de nuez moscada y vainilla mira que queda rico este chocolate para sorprender... porque no siempre va a ser negro... ¿no?





  • Ingredientes:

  • 150 gr. de nata líquida
  • 300 gr. de leche
  • Una pizca de nuez moscada molida
  • Semillas de 1/2 vaina de vainilla
  • 150 gr. de chocolate blanco (he usado Nestlé postres)




  • Preparación.
  • En un cazo ponemos a calentar la nata, la leche, las especias y calentamos hasta que esté por debajo del punto de ebullición. Añadimos el chocolate troceado. Batimos bien y servimos bien caliente. 




Profiteroles de crema con salsa de chocolate


Tenía una experiencia bastante penosa con los profiteroles y mira que la receta no es muy complicada, pero no le acababa de pillar el punto a la masa choux así que me he desquitado. La verdad es que han quedado buenísimos, para repetirlos mil veces con distintos rellenos. 







  • Ingredientes:
  • 250 gr. de agua
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Un pellizco de azúcar
  • 160 gr. de harina
  • 4 huevos 
  • Crema pastelera 

  • Cobertura de chocolate
  • 150 gr. de chocolate fondant
  • 50 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de agua





  • Preparación (Thermomix)

  • Siempre había hecho a mano esta masa y la verdad, es mucho más cómodo con un robot de cocina, sobre todo a la hora de añadir los huevos, pero se puede hacer perfectamente a mano. Pesamos la harina y la reservamos ya que habrá que añadirla de golpe y es conveniente tenerla preparada. 

  • En el vaso de la Thermo o en una cazuela añadimos el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y programamos 8 minutos, 100º velocidad 4. Si lo hacemos en cazuela lo calentamos hasta que veamos que va a empezar a hervir. Añadimos la harina de golpe, mezclamos bien, en la Thermo 15 segundos en velocidad 4 y dejamos templar. 

  • Precalentamos el horno a 250º y mientras vamos a añadir los huevos. programamos velocidad 4 y los vamos incorporando uno a uno. No hay que añadir uno hasta que el otro no se haya absorbido por la masa. Si se hace a mano hay que mezclarlo enérgicamente. 

  • Colocamos la masa con la manga en montoncitos sobre una bandeja forrada con papel de horno. Bajamos la temperatura del horno a 200 y los horneamos durante 20 minutos aproximadamente. Con estas cantidades salen más de 30 profiteroles.

  • Es el momento de rellenarlos con crema pastelera, nata, crema de café, etc. 

  • Solo queda salsear con el chocolate caliente justo en el momento de servir. Para hacer la salsa de chocolate

  • Para hacer la salsa de chocolate picamos el chocolate en la Thermomix 20 segundos a velocidad 5. Añadimos el agua y programamos 3 minutos 37º velocidad 2 y añadimos la mantequilla programando otros 3 minutos 37º velocidad 2. 

  • Servimos caliente sobre los profiteroles y decoramos si queremos con frutos secos, yo en este caso, cacahuetes picados. 

jueves, 16 de mayo de 2013

Mousse de queso con fresas en infusión de flor de hibisco (Cooking Challenge)

¡Menudo reto!... Huelen bien, son bonitas y... se comen. Este mes Mercé nos ha propuesto cocinar con flores y no veáis que difícil lo he tenido. Me ha encantado buscar y rebuscar por internet y aprender que antiguamente las flores se utilizaban como condimento ya que las especias solo llegaban a unos pocos. Costumbres que se han perdido y que en algunos sitios se van recuperando, pero ¿en casa?... bueno, pues también. Mi problema ha sido encontrar las flores comestibles (en Salamanca no hay donde comprarlas) y no porqué no haya en el campo, que mira que hay, sino porque mis búsquedas campestres están limitadas a los fines de semana y no todos y últimamente tengo una agenda... vamos, que mi recolecta se quedó chuchurría antes siquiera de abrir el libro de recetas y eso después de descartar un montón de florecitas con nombre desconocido. Mira que una es de pueblo, pero reconozco que soy incapaz de nombrar arbolitos, plantas y flores... ainsss.



Así que buscando y buscando, y gracias a las pistas y recetas que nos envió Mercé en las que usaban el hibisco pensé que ya era hora de utilizar mi bote de Karkadé (o hibisco) venido del mismísimo Egipto para algo más que hacerme infusiones. Una flor espectacular que tengo seca y de la que prometo hacerme con semillas para plantar en el pueblo, porque mira que he visto recetas espectaculares con la flor fresca. Así que esta es mi propuesta para reto, una infusión bien espesita de hibisco, convertida casi en salsa que acompaña divinamente a una mousse de queso de Arzua Ulloa -que me regalaron uno el otro día y está riquísimo- y a unas fresas. 




No os perdáis las recetas de mis compis... seguro que han hecho cosas maravillosas. Yo desde luego, pienso seguir experimentando con flores. Cuina per a llaminers, La Quinta de Lúculus, Pikerita, CocinArte, Los Cerezos en Flor, El olor del café y Dit i Fet.








  • Ingredientes:

  • Para la infusión de flor de hibisco
  • Dos cucharadas de hibisco seco
  • 500 gr. de agua.
  • 50 gr. de azúcar
  • 1 hoja de gelatina

  • Para la mousse de queso:
  • 100 gr. de Arzúa Ulloa 
  • 200 ml de nata
  • 50 gr. de azúcar
  • 1 hoja de gelatina

  • Fresas
  • Mantequilla 
  • Galletas







  • Preparación. 

  • Lo primero que hacemos la infusión de hibisco. Ponemos a hervir el agua y cuando hierba añadimos las flores, las dejamos infusionar tres minutos y colamos. Ponemos la infusión en un cazo a hervir con el azúcar y dejamos que reduzca. Remojamos la gelatina en agua fria y cuando la infusión haya reducido la añadimos. Dejamos enfríar totalmente. 

  • Vamos con la mousse de queso. En un cazo deshacemos el queso con la mitad de la nata sin dejar de remover. Añadimos el azúcar y seguimos moviendo hasta que se deshaga. Hidratamos en agua fría una hoja de gelatina, la añadimos y dejamos enfríar la mezcla. Cuando esté fría la mezclamos con el resto de la nata que habremos montado. 

  • Montamos el postre. En la parte baja ponemos la galleta que habremos migado y mezclado con mantequilla derretida como si fuera arena. Ponemos la mousse de queso, unas fresas cortadas y la infusión de hibisco que queda buenísima y que se puede poner en un cacharrito para que cada uno se sirva a gusto. 


jueves, 21 de febrero de 2013

Cena para dos: Tostitas, provolone al horno, rodaballo con gambas y panna cotta (Cooking Challenge)

"Antes de rendirnos fuimos eternos". Así a bocajarro. Piénsalo...

Eso cantaba Ismael Serrano hace ya unos cuantos años en "Recuerdo". Es una de mis canciones favoritas, aunque reconozco que suyas tengo muchas. El otro día un amigo me la recordó vía Facebook porque esta frasecita, que se las trae, estaba pintada en una pared. Aplícala a la vida y verás como te vale, sobre todo si miras para atrás con esa lucidez que te da la distancia, el tiempo y la experiencia. Verás como saboreas ese momento. Aplícala a estos tiempos y verás como no tiene desperdicio.

Sigamos siendo eternos. Hasta lo imposible.





Ha sido Elvira la encargada de elegir tema para este mes. Ella es capaz de mover el mundo con un pestañeo y tiene una energía vital impresionante. No quiero ni imaginar la de cosas espectaculares que habrán salido de su horno y la verdad es un placer liarnos con sus retos, que siempre son todo un lío, pero con mayúsculas.

Con Elvira hemos hecho picnics, un brunch, entrantes para las fiestas y pasta fresca. Desde luego sus propuestas siempre son todo un reto con mil y una opciones y mil y un platos. Esta vez ha sido una cena para dos y mi reto no ha sido tanto cocinar sino poder coincidir sin prisas y con tranquilidad... dichosa vida. Eso si, no me rindo.




No os perdáis su propuesta, pero tampoco la del resto de mis maravillosas amigas: Los cerezos en flor, Dit i Fet, CocinArte, Pikerita, El Olor del Café y Cuina per a Llaminers.








Tostas de foie con reducción de Coca Cola 

Para preparar en un momento... solo tienes que tener la reducción de Coca Cola lista... ah y guardala bien, que vale para mil cosas.


  • Ingredientes: 
  • Pan de baguette
  • Foie o un buen paté
  • Coca Cola
  • Azucar moreno





  • Preparación:
  • Hacemos la reducción de Coca Cola poniendo la bebida en un cazo a cocer hasta que espese. No debe dejar que se haga demasiado porque se convertirá en un caramelo duro imposible de manejar. Tostamos el pan y lo untamos con la reducción de Coca Cola. Ponemos encima el paté o el foie y espolvoreamos el azúcar moreno. Quemamos con el soplete. Servir inmediatamente.



Tostas de queso de cabra con membrillo y nueces 



  • Ingredientes:
  • Pan de baguette
  • Queso de Cabra
  • Membrillo casero
  • Nueces





  • Preparación:
  • Ponemos el queso sobre las rebanadas de pan y lo metemos en el horno hasta que empieza a fundir. Ponemos encima unos dados de membrillo y nueces picadas. Servimos inmediatamente.





Provolone al horno


Esta receta es un clásico en mi casa desde que la descubrimos en un asador argentino al que somos aficionados. Nos encanta la comida argentina la verdad. A veces la hacemos con tomate, otras veces solo con queso o con otros aderezos, permite mil combinaciones. El truco que todavía no hemos aprendido es como evitar quemarse con el primer bocado.


  • Ingredientes:
  • Una porción de provolone
  • Tomate frito casero (opcional o se puede usar otra salsa)
  • Orégano







  • Preparación: 

  • En una fuente o plato apto para horno ponemos un poco de tomate en la base, la porción de queso encima y espolvoreamos con orégano. Horneamos a 180º hasta que el queso funde o hasta que empieza a dorarse. 




Rodaballo con gambas y gulas

Nos encanta el rodaballo. Es un pescado fino, suave y apenas sin espinas. Esta receta la vi en Directo al Paladar y me puse manos a la obra, aunque la adapté un poquito... lo justo!. Eso sí, que feo sale en las fotos...


  • Ingredientes. 

  • Dos lomos de rodaballo
  • Un puñado de gambas peladas.
  • Un paquete de gulas
  • Mayonesa
  • Perejil 
  • Dos ajos
  • Aceite de Oliva
  • Sal y pimienta 








  • Preparación: 

  • Salpimentamos los lomos del rodaballo y los ponemos en una fuente de horno untada con un poco de aceite de oliva y con la piel en la parte de abajo. Salteamos las gambas con un poco de ajo y perejil machacado y las ponemos encima de los lomos y hacemos lo mismo con las gulas. 

  • Cubrimos todo con una mayonesa ligera y lo metemos en el horno a 190º unos 15 minutos, hasta que se dora y se hace una costra.
  •  

Panna Cotta con fresa


Es otro clásico que no tenía en el blog y eso que me encanta la panna Cotta. Nunca la había hecho con la Thermomix y lo unico que variaría de la receta es la cantidad de gelatina ya que con la dosis original queda muy tiesa, a mi me gusta más cremosa. La receta es del recetario de Thermomix. 


  • Ingredientes:
  • 12 láminas de gelatina (yo 8)
  • 500 gr. de nata
  • 250 gr. de leche entera 
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado
  • 100 gr. de cognac (yo le puse ron)
  • Mermelada de fresas al cava 







  • Preparación

  • Ablandamos las láminas de gelatina en agua fría. Ponemos el resto de los ingredientes en el vaso y programamos 6 minutos, 80º velocidad 3. Cuando termine añadimos la gelatina bien escurrida y mezclamos 10 segundos velocidad 3. 

  • Lo ponemos en moldes para desmoldar o en vasos para servir directamente acompañado en este caso con mermelada de fresa al cava casera (receta aquí). 


Una cena genial aunque no haya foto de la mesa puesta... que era todo para servir bien caliente. ¡Gracias Elvi!
martes, 5 de febrero de 2013

Brazo decorado de nata y fresas

Cocinar, correr, escuchar música, trastear... vías de escape para los malos momentos, vías de relax y de desconexión... cada uno tiene su válvula y si no la tienes date prisa en encontrarte una, porque visto lo visto y como viene la vida, todo el mundo la va a necesitar. A mi me funciona cocinar, de hecho amasar a mano es una de las cosas más desestresantes que conozco. Golpe va, volea que viene... pelearse con la masa ayuda a no pelear con los demás, os lo aseguro. Aunque cuando no tengo mucho agobio encima, me gustan más las recetas que piden paciencia y mano firme. Es el caso del fondant. Nunca haría una tarta estresá perdida. Saldría medio churro seguro con todo el nervio puesto. Pero hacerla con tranquilidad y sin prisas, es un placer. 





Es el mismo caso que decorar un bizcocho. Hacerlo por el gusto de que quede bonito da una satisfacción enorme cuando ves el resultado y si encima el rato que le has dedicado a la manga pastelera ha hecho que desconectes del mundo, pues mejor. Si, no es más que bizcocho. Sí, se come en tres minutos y medio. Sí, puede ser una pijadita. Pero como lo he hecho yo con mis manitas, pues ale, a aguantarse! Además, os confieso que esto no es tán difícil... que no... que en realidad está chupado! Tu sigue las instrucciones de La receta de la Felicidad (blog que recomiendo mucho, mucho) y éxito seguro. 


  • Ingredientes: 

  • Para el bizcocho rojo
  • 1 de clara de huevo
  • 40 gr. de harina
  • 30 g de azúcar
  • 30 g de mantequilla
  • Colorante rojo (la cantidad depende del color que quieras)

  • Para el bizcocho (Thermomix)

  • 4 huevos
  • 120 g de harina
  • 120 g de azúcar
  • 1 pizca de sal

  • Nata montada 
  • Fresas naturales partidas en cubitos
  • Mermelada de fresas









  • Preparación. 

  • Lo primero es preparar el bizcocho rojo para la plantilla decorativa. Fundimos la mantequilla y la mezclamos con el azúcar. Añadimos la clara de huevo, la harina y el colorante. Batimos bien y lo ponemos en una manga pastelera pequeña con una boquilla estrecha. 

  • Para hacer la plancha decorativa imprimimos o dibujamos en un papel los motivos que queremos que tenga nuestro bizcocho y ponemos encima el papel de horno. Vamos repasando los dibujos con la manga pastelera y cuando tengamos todo el dibujo listo con cuidado lo metemos bien estirado en el congelador (si puede ser sobre la bandeja o el silpat mejor). 

  • Precalentamos el horno a 170º. 

  • Ahora preparamos el bizcocho para el brazo. Esta receta es del libro Imprescindibles de la Thermomix, pero vale cualquier receta de brazo gitano. Ponemos la mariposa en el vaso. Añadimos los huevos y el azúcar y lo programamos 6 minutos, temperatura 37 velocidad 4. Se añade la harina y la sal y se mezcla 5 segundos velocidad 4. Vertemos esta mezcla sobre la lámina decorada que teníamos en el congelador y lo horneamos unos 10 minutos (depende de cada horno) a 170º sin ventilador en el horno. 

  • Sacamos del horno y lo desmoldamos del papel. Enrollamos el brazo en un paño húmedo teniendo en cuenta que el dibujo debe quedar hacia fuera y dejamos que se enfríe. Mientras montamos la nata y preparamos el relleno. Cuando la masa se haya enfriado desenrollamos con cuidado del paño y la rellenamos. Ponemos una tira de mermelada de fresas, cubrimos toda la superficie con nata montada y repartimos las fresas troceadas. Con 10 fresas bastará, pero esto es a gustos. Enrollamos haciendo la forma de brazo y ya está listo. 







jueves, 22 de noviembre de 2012

Bread and Butter Pudding (Mesa para 7.000 millones)

Hoy traigo una receta sencilla... de esas que huelen a casa. Un postre de sabores sin añadidos... solo pan, mantequilla, leche y huevos. Un humilde pudding de pan con mantequilla sin grandes ambiciones pero con un sabor inigualable, de esos que al primer bocado no puedes borrar de la cara esa media sonrisilla tonta que a uno se le pone cuando un plato es de diez. Este pudding es así y la lástima es que desde que lo descubrí he tardado mucho tiempo en hacerlo, demasiado, sin embargo creo que es la mejor elección para esta iniciativa que hoy os presento. Solo tengo que deciros que este pudding y la tarta de calabaza han repetido varias veces en casa...


Un humilde y sencillo pudding de pan cuya receta es tradicional de la cocina inglesa (para que luego digamos que los ingleses no saben cocinar... ja) y que me descubrió Nuria en su magnífico blog. Una receta simple, ideal para compartir con los que tienes cerca, sin pretensiones, sin adornos, sin grandes presentaciones. Un plato ideal para compartir con esta magnífica iniciativa de Intermon Oxfam que se llama Mesa para 7.000 millones y con la que la ONG reivindica el derecho de las personas a tener alimento ya que, según IO, en este momento hay 900 millones de personas en el mundo que pasan hambre. ¿Indignante no? que en unos lugares se tire la comida o se almacene y que haya gente que no tenga nada que llevarse a la boca sobre todo porque a nuestro primer mundo no le interesa poner una solución contundente sobre la mesa.


Bueno, si queréis conocer más a fondo esta iniciativa en el enlace de arriba encontrareis toda la información de la campaña y sobre todo, como ayudar y colaborar con la campaña, ya que solo 2 euros pueden hacer mucho.

De momento, yo os dejo con esta receta ideal para compartir en una mesa con amigos y familia. Una receta de esas que inevitablemente recuerda a infancia... y ¿quien no tiene leche, pan duro, huevos y un poco de azúcar?




  • Ingredientes: 
  • 4 rebanadas de pan payés
  • mantequilla para untar las rebanadas de pan
  • 3 huevos
  • 1/2 litro de leche
  • 60 gr. de azúcar
  • 2 cucharadas de pasas
  • ralladura de limón
  • azúcar glass para espolvorear por arriba si se quiere








  • Preparación:

  • Colocamos las rebanadas de pan untadas en mantequilla en una fuente apta para el horno y espolvoreamos por encima el azúcar y las pasas. 

  • Batimos el huevo, añadimos la leche y la ralladura de limón. Vertemos esta mezcla en el pan y lo dejamos reposar 15 minutos. 

  • Horneamos a 180º entre 25 y 30 minutos, dependiendo de cada horno de la altura que le hayamos dado al pudding. Dejar atemperar y espolvorear con azúcar glass. Está delicioso templado. 


sábado, 20 de octubre de 2012

Brownie de plátano caramelizado (Revolución en mi cocina)

Esta receta va a formar parte del libro que Maite de Hierbas y Especias va a crear y donar a Frutas Justas con el objetivo de concienciarnos a todos de la problemática que existe en los países donde se cultivan piñas y bananos sin ningún control de salud para los trabajadores. De hecho, los productos químicos que se utilizan allí son puro veneno y les causan enfermedades y aquí, todas las piñas que se encuentran proceden de ese tipo de cultivo a menos que como consumidores empecemos a preocuparnos por estas cosas y exigir productos de calidad desde su origen.


Mi receta llevaba tiempo esperando salir a la luz, pero no podía faltar a una cita con Mai y menos para este tipo de acción. Tenía pensadas varias cosas, pero como siempre me pilla el tiempo me di cuenta que ya estaban elaboradas, así que cambié el plan y preparé un brownie de platano caramelizado ya que no había ninguna en las propuestas de otros blogs. Una receta que nos ha sorprendido y que en su preparación más tradicional, con el brownie caliente y el helado de vainilla por arriba es deliciosa.


Actua

El compromiso:

  1. consume local...compra más en fruterías y pequeños establecimientos evitando las grandes cadenas que están hundiendo los precios en origen.
  2. cuando tu bolsillo te lo permita, compra productos de precio justo... si no puedes siempre, ayuda de vez en cuando con pequeñas compras. 
  3. piensa que ciertos productos bio no son ni mejores ni peores para tu salud pero sí lo son para quienes los trabajan.
  4. si los gobiernos y organizaciones internacionales no miran por el bienestar de la personas, hazlo tú... no los condenes al olvido.
  5. deseo una vida más justa y más sana, como la mía... ojalá algún día, todo el mundo tenga lo que yo tengo.... ni más ni menos.

Sin más, os dejo con la receta del brownie con plátano caramelizado cuya idea he sacado de I-recetas. Pepe nunca falla aunque el brownie lo he hecho con mi receta de la Thermomix, pero puedes preparar tu receta de brownie y añadirle la fruta. 





  • Ingredientes: 

  • 150 gr. de chocolate fondant
  • 150 gr. de azúcar (yo le pongo un poco menos)
  • 2 huevos
  • 1 ó 2 plátanos maduros.
  • 100 gr. de mantequilla atemperada.
  • 70 gr. de harina
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 pellizco de sal. 
  • Helado de vainilla 



  • Plátano caramelizado

  • 1 plátano
  • Una cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar moreno.




  • Preparación en Thermomix. 

  • Lo primero caramelizamos un plátano. Para ello ponemos en un cazo una cucharada de mantequilla y dos cucharadas de azúcar moreno. Cuando se derrite añadimos el plátano troceado y dejamos que se dore en el fuego. Escurrimos la fruta y reservamos. 

  • Precalentamos el horno a 180º.

  • Trocea el chocolate programando 15 segundos velocidad progresiva 5-10 y resérvalo. 
  • Coloca la mariposa en las cuchillas (esto puede hacerse también con la batidora de varillas) y pon el azúcar con los huevos. Programa 5 minutos 37º velocidad 3 1/2. Mientras tritura con un tenedor uno o dos plátanos hasta hacerlos puré y añádelo. Mezcla unos segundos a velocidad 5. Incorporamos la mantequilla y el chocolate y mezcla 6 segundos velociadad 2. 

  • Incorpora la harina, la levadura y la sal y mezcla 4 seg. velocidad 3. Quitamos la mariposa y añadimos el plátano caramelizado. Lo mezclamos con la espátula y lo ponemos en el molde de brownie untado con mantequilla y harina. Yo me he comprado un spray especial para repostería y es maravilloso porque no se pega nada de nada. 

  • Horneamos unos 20 minutos con calor arriba y abajo hasta que la aguja salga limpia pero sin pasarnos de horno, ya que el brownie está más rico un poco húmedo. Desmoldamos en una rejilla, troceamos y lo servimos caliente con helado de vainilla o bien frío, con el helado y chocolate caliente por encima. 


martes, 8 de mayo de 2012

Semifrío de fresas

Ya tocaba. Algo fresquito que nos indique al menos que llega el calor, aunque sea tímidamente. Yo al menos necesitaba un poco de sol para limpiar ese letargo profundo que me provocan tantos días seguidos de lluvia en los que por no apetecerme, ni siquiera cocinar, y eso mira que es raro, raro... Me gusta la lluvia, el olor que deja a tierra limpia cuando pasa y sobre todo, mirarla por la ventana con un buen café y un bizcocho, pero no para salir a trabajar, recoger niño, hacer compra... Vamos, que a una se le queda un cuerpo más de fado que de jota con tanta agua. 

Pero parece que llega el sol y es el momento de renovar espíritu, cocina, ingredientes y lo que le pongan a una delante y creo que nada mejor que esta receta para un cambio de temporada. Las fresas siempre son sugerentes, refrescantes y agradecidas por todos y así encima refrescan, así que nada mejor para atraer a la primavera. 


  • Ingredientes para un molde de un litro.
  • 250 gr. de fresas
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 5 hojas de gelatina
  • 200 gr. de nata para montar
  • 175 gr. de queso Philadelphia

  • Preparación:
  • Ponemos en remojo la gelatina para que se hidrate. Mientras trituramos las fresas, con el azúcar y el zumo de limón y las ponemos al fuego suave para que la mezcla se vaya calentando y dejamos que cueza unos 5 minutos. Si lo hacemos en la Thermomix trituramos 5 segundos a velocidad 5 la mezcla y después programamos 10 minutos, 100º velocidad 3.

  • Cuando esté caliente añadimos las hojas de gelatina hidratadas y bien escurridas, mezclamos bien y dejamos enfriar la mezcla. Se puede calentar solo una parte de las fresas y cuando la gelatina se diluya se añade al resto, así se acorta el proceso de enfriado.

  • Montamos la nata y se la añadimos al puré de fresas con el queso, que habremos ablandado con una cuchara antes. Mezclamos bien con movimientos envolventes y lo pasamos a un molde.

  • Lo podemos enfriar en la nevera, pero a mi me gusta más dejarlo un par de horas en el congelador para que quede más frío y tieso. A la hora de servir, lo cortamos en trozos y decoramos. En este caso yo le puse mermelada de fresas a la pimienta de Sichuan casera y unas fresas frescas.
Fuente: Velocidad Cuchara.
sábado, 10 de marzo de 2012

Strudel de manzana (Cooking Challenge)

No es fácil. No. Hacer un strudel no es tan sencillo como parece. Bueno, si compras la pasta brick a lo mejor reduces un poco la dificultad, pero hacer la masa, dejarla elástica, fina y que al final quede crujiente no es tan sencillo. Supongo que será como todo y que es cuestión de insistir hasta que sale. Qué queréis que os diga, a mi las masas me siguen dando respeto. Es cierto que he logrado algunos éxitos sorprendentes como el Casatiello Napolitano, los panes de hamburguesa o el roscón, pero la bollería y las masas me siguen poniendo los pelos de punta. No puedo evitarlo aunque siempre acepto estos retos con muchas ganas.
Esta vez fue Lourdes la que propuso hacer strudel y pensé que era una idea genial ya que estaba en mi lista de pendientes desde hace mucho. Y a la hora de buscar fuentes, opté por Mai, que tiene varias recetas de strudel, una de ellas recientemente publicada. Así que a por esa me fui. Me ha gustado, pero creo que tengo que practicar mucho y probar muchos, pero muchos strudel todavía!!!! El siguiente, será salado.


Os dejo con las recetas de mis compis... no os las perdáis:  Pikerita, Los cerezos en flor, Dit i Fet, CocinArte, El olor del café, La Quinta de Luculus y Cuina per a Llaminers


  • Ingredientes: 
  • 250gr. de harina
  • una pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite
  • un chorrito de vinagre 
  • 130 ml. de agua templada

  • Para el relleno. 
  • 4 manzanas
  • pasas sultanas remojadas en ron
  • 2-3 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • un poco de esencia de limón
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharada de aceite 
  • azúcar glas para espolvorear

  • Preparación: 
  • Ponemos en el vaso de la Thermomix la harina, la sal y el agua templada. Lo mezclamos (4 seg. vel. 3). Añadimos el aceite, el vinagre y amasamos 2 min. velocidad espiga. La sacamos, hacemos una bola y comprobamos que esté elástica. Si está, la tapamos con un plástico de cocina untado con aceite. Si no está, amasamos un poco a mano hasta que tenga un punto de elasticidad suficiente.  Dejamos reposar la masa un par de horas.

  • Preparamos el relleno, para ello pelamos y troceamos las manzanas y les añadimos todos los ingredientes. El pan rallado asegura Maite que evitará que el relleno suelte líquido así que no lo suprimáis.

  • Precalentamos el horno a 200º y extendemos la masa con cuidado sobre un trapo limpio. Yo lo hice con un rodillo poco a poco. La dejamos lo más fina posible y colocamos el relleno en uno de los extremos, vamos haciendo el rollo ayudados por el paño y pintando de aceite de oliva o mantequilla la superficie de la masa según vamos enrollando. Plegamos por abajo y pincelamos de nuevo. Horneamos hasta que quede crujiente. Espolvoreamos con azúcar glass y a disfrutar.

Si queréis hacer la masa a mano, Mai explica divinamente como hacerlo aquí.
sábado, 25 de febrero de 2012

Tarta de crema y fresas

Sol en la ventana y fresas en los escaparates de las fruterías hacen que el día prometa... al menos huele a primavera, aunque no os engañéis, los airecillos heladores siguen deleitándonos con su presencia y haciendo que de vez en cuando la respiración se corte. Pero como empieza a salir el sol y el termómetro ya sube del menos, nada mejor que usar fresas en postres, tartas,... lo siento no puedo evitarlo, es verlas tan monas ellas en las cajas y no poder evitar comprarlas e imaginar mil y una combinaciones que acaban quedándose en eso, imaginación, más que nada porque creo que las manillas de mi reloj van más deprisa que las del resto del mundo. 


Eso si, si algo no falla con las fresas son esas combinaciones clásicas, sencillas que no dan ningún trabajo y que siempre son agradecidas por la familia, como esta sencilla tarta de fresas que al final resulta que no es más que un hojaldre, crema pastelera y fruta fresca. ¿No es más que eso? bueno, a lo mejor es que eso es lo que a veces necesitamos, sencillez.... porque a ver, está muy bien eso de hacer layer cakes, cupcakes, pies, bundts y todas esas modas de nombres rimbombantes, con ingredientes imposibles a las que yo siempre me apunto y a las que es tan fiel la blogosfera, pero al final, lo sencillo puntúa doble. Yo desde luego, no renuncio a ello.




  • Ingredientes: 
  • Una plancha de hojaldre
  • Crema pastelera fría (receta aquí)
  • Fresas frescas
  • Dos cucharadas soperas de azúcar
  • 1 huevo
  • Mermelada de fresa
  •           y... ya está, no necesitas nada más!








  • Preparación: 

  • Lo primero que hacemos es hornear el hojaldre.... yo intenté unir, con muy poca fortuna como podéis ver dos placas, que al final se separaron así que tuvimos dos tartitas... preparamos el hojaldre con un reborde lateral que uniremos con el huevo batido. Pincharemos muy bien el centro de la tarta para que no suba en exceso y pincelaremos con el huevo todo el reborde para que quede dorado.

  • Para que el hojaldre suba bien hay que poner el horno a 170º con calor por abajo al menos los primeros diez minutos y luego ya ponemos calor arriba y abajo hasta que veamos que está bien dorado, como otros 15 minutos más.

  • Mientras partimos las fresas a la mitad y las ponemos a macerar con las dos cucharadas de azúcar. Reservamos.

  • Una vez que tenemos frío el hojaldre, montamos la tarta poniendo crema pastelera al gusto y colocando las fresas por arriba. Pincelamos con un poco de mermelada de fresa. Si vemos que la mermelada está muy espesa o tiene tropezones podemos calentarla un poco el micro y colarla para que quede más fina.


* Sígueme en tu mail *